Apostando por la seguridad

Apostando por la seguridad

Publicado hace

3 meses

Por:

La seguridad es un factor fundamental para poder disfrutar de un vida larga y en las mejores condiciones posibles. No se trata por ello de vivir dentro de una burbuja, pero sí se pueden tomar ciertas medidas que nos ayudarán a esquivar los inconvenientes en los espacios donde más nos exponemos, que normalmente son el trayecto de casa al trabajo, ya sea caminando o en coche, y después en la oficina. Hoy vamos a ver las medidas que podemos tomar nosotros una vez salimos de nuestro hogar y también las que se recomiendan para las empresas por parte de la compañía especializada en formación contra riesgos laborales Sermecon.

Hay que pensar que, sin ir más lejos, cinco personas pierden la vida cada día de media en las carreteras españolas; la mayoría de ellas en vías interurbanas, donde se registra el 80 por cineto de los accidentes de tráfico. Entre sus causas principales se encuentran los atropellos, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). La falta de iluminación en este tipo de vías así como las averías eléctricas que impiden el uso de los intermitentes para señalizar el vehículo inmovilizado son algunos de los factores que propician los atropellos en carretera. Incidentes en los que fallecen 4 de cada 10 implicados.

Algunas de las recomendaciones que podemos seguir para reducir los peligros son las siguientes:

  • Colocar los triángulos solo cuando sea seguro. El protocolo de actuación en caso de sufrir una avería o accidente en carretera establece la obligación de señalizar el obstáculo en la vía mediante la colocación de triángulos. Este procedimiento implica caminar por el arcén 50 metros. Para evitar los atropellos, hay que recordar que esta acción es obligatoria únicamente cuando las condiciones de circulación y visibilidad no pongan en peligro al conductor.
  • El móvil y los auriculares, en el bolsillo. El 98% de los accidentes en los que el responsable es el peatón están causados por el uso de smartphones o auriculares, dos dispositivos que aumentan hasta un 40% el riesgo de atropello. De hecho, los españoles, por detrás de rumanos e italianos, son los más proclives a cruzar la calle mientras hablan por teléfono o usan el whatsapp. Un hábito que abstrae a los usuarios de lo que ocurre a su alrededor y pone en peligro su seguridad como peatones. Con la llegada de los vehículos híbridos y eléctricos, el peligro se acentúa debido a la ausencia de ruido del propio vehículo.
  • Caminar en sentido contrario a la circulación de los vehículos. Todo peatón que se dispone a emprender su camino en carretera debe hacerlo en sentido contrario a la circulación de los vehículos, salvo cuando las condiciones no sean seguras en ese lado. De este modo, se ve cómo se acercan los automóviles y se evitan sobresaltos que pongan en peligro la seguridad del peatón.
  • En grupo, extremar las precauciones. Se recomienda evitar las carreteras para circular como peatón, siendo lo más seguro buscar alternativas. En caso de que no haya más remedio, se debe circular en fila india cuando las condiciones de la vía lo aconsejen. En caso de que la carretera tenga arcén, se caminará siempre por él, mientras que, si no existe, se deberá caminar lo más cerca posible del borde de la calzada.
  • Hacerse visible. El perfil de peatón fallecido por atropello corresponde al de una persona mayor de 65 años que viste prendas oscuras y se mueve por la vía sin portar ningún elemento fácilmente visible, de ahí la importancia de hacerse ver bien, tanto como peatón como para aquel que va al trabajo en bicicleta.
  • Cruzar la vía por las zonas habilitadas para ello. Las curvas, ondulaciones o cambios de rasante son tres de los lugares que conviene evitar para cruzar una vía, ya que impiden ver bien a los vehículos, y retardan considerablemente el tiempo de reacción de los conductores. Lo mismo ocurre con aquellas zonas en las que haya árboles, vehículos o edificios que impiden ver y ser visto.
  • Mirar antes de cruzar. A la hora de atravesar cualquier vía, además de elegir el lugar en el que se tenga más visibilidad, se recomienda comprobar que no se aproxima ningún vehículo ni por la izquierda ni por la derecha. En el caso de dudar sobre si dará tiempo a cruzar, lo más seguro es esperar y hacerlo más tarde.

¿Y cómo podemos mejorar la seguridad en el trabajo?

Hemos visto algunas recomendaciones para peatones, ciclistas y conductores que van a trabajar. Pero otro punto fundamental donde cuidar nuestra seguridad es el trabajo. Aunque a simple vista no seamos conscientes de los peligros de la actividad laboral estos están ahí. Es tan peligrosa la manipulación de alimentos o la carga de determinados pesos en los trabajos más físicos como el tiempo que pasamos sentados con una mala postura frente al ordenador. Para evitar cualquier daño de este tipo, en Sermecon, una empresa especializada en prevención de riesgos laborales, ofrecen formación a las compañías a través de diferentes cursos repartidos en las áreas de higiene industrial, seguridad en el trabajo, ergonomía y psicosociología, vigilancia y control de la salud, y plan de autoprotección y de emergencia.

Todos los técnicos de esta empresa de prevención de riesgos laborales de Alicante son técnicos de nivel superior en PRL y cuentan con una extensa experiencia en el sector formando parte de Sermecon desde el inicio de la actividad. El personal de vigilancia de la salud, en concreto, tiene una dilatada experiencia de más de 30 años, siendo la medicina laboral el origen de Sermecon con anterioridad a la aparición de la Ley de Riesgos Laborales.

Así, si nuestra empresa no ha contemplado este tipo de formación, podemos solicitar a través de algún miembro del comité que se haga, ya que aunque a primera vista pueda suponer un gasto, en realidad en una inversión a largo plazo.