Eficiencia-V, el ahorro energético

Eficiencia-V, el ahorro energético

Publicado hace

1 año

Por:

Eficiencia-V es una empresa a la que he acudido en Cadiz para ahorrar energía en mi negocio de restauración. Además de hacerme ahorrar energía, me dieron consejos para que incrementase mi ahorro.

El ahorro energético cada vez está más presente en nuestros hogares. La conciencia y el ahorro en recursos que supone han ayudado a que progresivamente este más presente en nuestras vidas. A continuación, te vamos a dar algunos consejos para que cambies algunos hábitos que te harán consumir menos luz y gas.

  • Debemos sustituir las bombillas normales por unas que tengan bajo consumo: Esto hará que puedas ahorrar hasta un 80% de energía. Debemos acordarnos de apagar la luz en cada habitación cuando no estemos presentes.
  • Es importante que sepamos aprovechar la luz natural que entra en nuestra vivienda, destinando las habitaciones más luminosas de la casa para los lugares donde más tiempo estamos, optando por colores claros.
  • Hay que apagar los aparatos eléctricos cuando no los usemos en lugar de dejarlos en stand by, lo que hará que gastemos hasta un 12% menos de electricidad. Los cargadores que enchufamos a la corriente, aunque no tengan conexión al aparato consumen electricidad.
  • Evitemos tener la nevera o el congelador abiertos mucho tiempo, esto ayuda a que gastemos mucha luz.
  • Es necesario que esperemos a poner el lavavajillas y la lavadora a que tengan la caarga completa, con ello gastamos menos agua y electricidad que si los ponemos dos veces a media carga, incluso con el programa ECO. Siempre que sea posible es mejor tender en el exterior de nuestro hogar en lugar de poner la secadora, que también ahorra bastante luz.
  • Si apostamos por aparatos A++ o A+++ nos ahorramos también un “pico”. Además, esto se incrementa si usamos programas de lavado corto y a una temperatura no superior a los 40 grados.
  • Si realizamos un mantenimiento de forma periódica de los aparatos eléctricos o climatizadores hace que no tengamos que repararlos o que se estropeen antes de tiempo, lo que hace que tengan que hacer un sobreesfuerzo de tipo energético para funcionar.
  • Planchar de una vez toda la ropa que tengamos, es una manera de ahorrar y si aprovechamos el calor residual, también gastaremos menos energía.
  • Se produce un gran ahorro cuando establecemos una temperatura adecuada en nuestro hogar, que debe estar entre los 18 y los 20 grados en temporada invernal y entre los 24/26 grados en temporada estival. Así aprovechamos el calor o el frío de fuera.
  • Cuando cocinamos es mejor que tapemos las ollas e intentar que el diámetro de ellas sea más grande que el del fogón, algo que evitará que se desperdicie energía. Si usamos microondas en vez de horno, reduciremos en un 70% el consumo energético. Debemos acordarnos de apagar fogones u horno poco tiempo antes de que terminemos de cocinar para aprovechar el calor residual.

Esperamos que todos estos consejos te sean de utilidad a la hora de ahorrar más energía. El ahorro energético no tiene más que ventajas, siendo mejor, no solo para nuestro bolsillo, también para una naturaleza que en los últimos años ha sido seriamente maltratada por el hombre y el consumo desmedido de recursos.

shutterstock_380461321reducida