Cómo mejorar un sistema de gestión basado en normas ISO

Cómo mejorar un sistema de gestión basado en normas ISO

Publicado hace

2 meses

Por:

No hay duda de que la mejora continua de un sistema de trabajo debería ser un objetivo permanente en todas las empresas. Pero claro, eso implica la mejora continua del sistema de gestión de la calidad es incrementar la probabilidad de aumentar la satisfacción de los clientes y de otras partes interesadas. Mejorar un sistema de gestión basado en la famosa norma Iso, no es fácil, pero sí es posible. ¿Cómo se puede hacer?

Pues hay acciones muy básicas que pueden llevar al éxito.

  • La más clara es el análisis y evaluación de la situación existente para identificar áreas para la mejora.
  • El establecimiento de los objetivos para la mejora.
  • La búsqueda de posibles soluciones para lograr los objetivos.
  • La evaluación de dichas soluciones y su selección.
  • La implementación de la solución seleccionada.
  • La medición, verificación, análisis y evaluación de los resultados de la implementación para determinar que se han alcanzado los objetivos.
  • La formalización de los cambios.

Una vez puestos en marcha todos estos aspectos, los resultados se revisan para determinar oportunidades adicionales de mejora. De esta manera, la mejora es una actividad continua. La información proveniente de los clientes y otras partes interesadas, las auditorías, y la revisión del sistema de gestión de la calidad pueden, asimismo, utilizarse para identificar oportunidades para la mejora.

Beneficios de un buen software

Sin embargo, otra buena idea es la de ponerse en manos de empresas que lograr mejorar un sistema de gestión basado en la norma ISO. Empresas como Q-BO logran con su herramienta una serie de beneficios que vendrán muy bien a tu empresa.  Por ejemplo, supone un ahorro de tiempo y costes en implantación y mantenimiento del sistema. La reducción de plazos para la obtención de la certificación. El análisis y control de los procesos del sistema. Realización sencilla de registros de calidad. Implantación rápida y fácil del ciclo de mejora continua. Simplificación documental. Planificación de tareas periódicas y comunicación mediante correo electrónico y gestión de riesgos de la organización.

Con este programa, la mejora del sistema de calidad será evidente, pasando de gestionar documentación a analizar información, a partir de ahora la toma de decisiones es mucho más fácil. Y es que el software es una herramienta indispensable para la gestión de la mejora continua y el control de los procesos. Este tipo de herramientas es excelente para llevar el control y hacer el seguimiento del sistema de gestión de Calidad de una forma unificada. La reducción de tiempos de implantación y mantenimiento es significativa.  A partir de ahora, las auditorías Internas y de certificación serán mucho más fáciles de superar y con menos esfuerzo por parte de la organización.

Implicación personal

También es importante en este proceso las personas. Para implicarlas, la dirección debería crear un ambiente en el que se delega la autoridad de manera que se dota a las personas de autoridad y éstas aceptan la responsabilidad. Para ello hay que realizar actividades, establecer objetivos, comparar el desempeño con otras organizaciones, y sobre todo, reconociendo y recompensando la consecución de mejoras.