Miguel Durán: el azote de las preferentes

Publicado hace

3 años

Por:

Despacho de abogados de Miguel DUrán

Si se busca la palabra valiente en el diccionario seguramente se encuentre al lado la foto de Miguel Durán. A este abogado ciego nunca le asustaron los retos. De joven, toreó una vaquilla a la que colgó un cencerro. De mayor, convirtió la ONCE en una máquina de hacer dinero. Hoy el extremeño se ha convertido gracias a su importante bufete en una de los referentes del sector como abogado participaciones preferentes.

Miguel Durán se define como “un hombre de 57 años, nacido en Azuaga (provincia de Badajoz), en el seno de una familia muy humilde, el quinto de cinco hermanos. Resido en Cataluña desde que tengo diez años, aunque con intervalos de seis, que estuve en los internados de la ONCE, y de ocho, que residí en Madrid dirigiendo esta institución”.

Ahora se ha convertido en un referente de la lucha contra las preferentes. Una de los mayores timos que ha habido en España y que ha contado con el beneplácito de muchos sectores.

Durán es ahora mismo el azote. Es el conocido como de los mejores abogados de participaciones preferentes. Sus resultados están ahí. Si has perdido tus ahorros con esta estafa de los bancos, consulta con ellos sobre los servicios que pueden ofrecerte como abogado especializado en participaciones preferentes, porque seguro que te hacen ver la luz e este túnel oscuro.

Su estrategia se basa en la nulidad del contrato de adquisición de participaciones preferentes o de deuda subordinada por vicio en el consentimiento a la hora de la firma, por falta de información y abuso de confianza, con la devolución (en efectivo) del dinero invertido. Una táctica que les está haciendo ganar muchos juicios. Hasta hoy, Miguel Durán no ha perdido ningún caso contra las entidades financieras que comercializaron estos productos tóxicos sin informar debidamente a sus clientes. Poco a poco se van conociendo cosas, y ahora sabemos que Hacienda devolverá el dinero tributado por este producto.

 

Pese a que las participaciones preferentes llegaron a acumular más de 30.000 millones de euros en el año 2011, Durán alerta que “lo más peligroso del sistema financiero español son los productos derivados que los bancos venden a sus clientes sin que sepan el riego al que se someten”. Y además aconseja suscribir depósitos bancarios sin que éstos superen los 100.000 euros”, cantidad límite que garantiza el Estado en caso de insolvencia de la entidad financiera. Asimismo, aconsejó “andarse con ojo si un banco ofrece actualmente rentabilidades superiores al 1,5%” y “acudir siempre a alguien independiente para recibir asesoramiento”.

La trasparencia de su bufete es tan clara que en su propia página web te da yo los honorarios. Por todo el procedimiento serán de 1.000 euros iniciales más 400 euros de procuradores. A estas cantidades hay que añadirle las tasas judiciales que son 300 euros más el 0,1% del importe reclamado. Si demandas con ellos la primera visita es gratis. Es decir, los honorarios parciales serían de 1.730€ más el 0,1% del importe reclamado. Al final del procedimiento, si recuperas sus ahorros, Miguel Duran abogado le cobrará una minuta de honorarios finales en función del capital invertido en participaciones preferentes o deuda subordinada. Las cuentas claras, como les gustan a este extremeño, que siempre estuvo ligado a la actualidad.

Su franqueza y su sinceridad se comprueba cuando asegura que “Me gusta llamar a las cosas por su nombre, es decir, por el más comúnmente usado por la gente llana. Por eso, no me gusta que me llamen invidente, prefiero decir con naturalidad que soy ciego”.

Así, Miguel Durán se ha convertido en un referente como abogado de participaciones preferentes. Está claro que la banca se ha llevado todo, y ahora la única solución es acudir a profesionales que puedan poner un poco de cordura a todo esto. Consulta su web para comprobar dónde lo puedes encontrar.

Deja un comentario