Un pequeño retoque para un gran resultado estético

Un pequeño retoque para un gran resultado estético

Publicado hace

2 años

Por:

Practiqué durante quince años el boxeo, un deporte por el cual sentía una auténtica pasión desde mi tierna infancia. Tuve de vez en cuando algún que otro rasguño y fractura sin gran importancia, hasta aquella fría y triste tarde de noviembre… Ese día acabé en efecto el combate Knockout, con tres costillas rotas, una muñeca fracturada y… ¡la nariz hecha, por así decir, migajas! Si no fuera gracias al trabajo excepcional de rinomodelación realizado por los médicos y grandes profesionales de la Clínica de Medicina Estética Doctora Rosa Bonal de Salamanca (presente igualmente en Ciudad Real), un centro fundado en el año 2008 tras la fusión y experiencia de varias empresas dedicadas a la salud desde 1995, ¡no sé cuál sería mi aspecto en la actualidad!

Porque si en Javier Bardem la pinta de boxeador rudo y sexy que le da su nariz cincelada en los campos de rugby y que lo vuelve interesante a los ojos de las mujeres, en mí, un pobre y vulgar empleado administrativo, ¡no creo que el efecto hubiera sido para nada similar! Pues, hay que reconocer que la fama ayuda y que lo que ves feo en la gente corriente lo ves bonito en la gente famosa. Ay… El hecho es que esta sencilla intervención me fue de gran ayuda.

shutterstock_394043083reducida

¿Cuándo se debe recomendar una rinomodelación?

Esta técnica está preconizada en los casos en los que la nariz presenta un aspecto en forma de silla de montar, de boxeador (como en mi caso), de cerdito, etc., sean estas apariencias genéticas o adquiridas tras un accidente. El caso es que estas narices tienen un hundimiento en el dorso que les da un aspecto antiestético. Además, a estas narices se les debe aumentar el volumen para hacerlas más grandes, más voluminosas. Así pues, se trata de un procedimiento diferente al que se suele efectuar generalmente en las narices, puesto que las operaciones de cirugía estética suelen casi siempre buscar hacerlas más pequeñitas, más cortitas. Asimismo, la rinomodelación está particularmente indicada en los casos en los que la nariz se ve levemente torcida. Pues, al rellenar el lado más hundido se consigue camuflar la torcedura y enderezar la nariz.

También se recomienda este tipo de procedimiento para ensanchar la punta de una nariz demasiado fina o puntiaguda. Por otra parte, cabe destacar que este proceso ni es invasivo ni necesita una larga recuperación (como en el caso de una intervención de cirugía estética). Pues, se trata de una técnica rápida, cuya duración es de treinta minutos aproximadamente y que te permite recuperarte el mismísimo día y hacer vida normal una vez realizada la intervención. Personalmente, yo me sometí a la rinomodelación un viernes y el lunes estaba trabajando como si nada. Eso sí… mis colegas femeninas, pero también mis compañeros hombres, me miraron sorprendidos y me hicieron saber cuánto mi aspecto actual les gustaba y lo natural que quedaba. Esas palabras me supieron a miel, porque nadie se puede imaginar lo mal que uno lo pasa tras verse desfigurado después de haber sufrido un accidente.

Por todas estas razones, les estaré de por vida agradecido a todos los profesionales que componen el formidable equipo humano de la Clínica de Medicina Estética Doctora Rosa Bonal, de Salamanca. Profesionales titulados en Medicina Estética, personal sanitario y esteticistas altamente cualificados… Gracias a todos ellos, hoy puedo lucir figura humana, o por lo menos un aspecto que a mí me conviene y con el cual me siento a gusto. Porque al fin y al cabo, eso es lo que verdaderamente importa: ¡sentirse bien y contento con uno mismo!