Perros de raza, perros sin raza, todos tienen cabida

Publicado hace

2 años

Por:

retriever-348572_640

Cada vez son más los perros que se suman a la larga lista de animales peludos con un hogar en el que reciben todo aquello que necesitan: alimento, higiene, amor, juego, compañía, cuidados, etc. y esto se debe a que nuestra sociedad está cambiando la manera en la que tratamos a nuestras mascotas y entendemos sus necesidades.

No voy a decir que hayan desaparecido los abandonos pero sí se puede decir que los nuevos dueños de animales de compañía son más responsables y comprenden muy bien qué significa adoptar a un animal. Dentro de esta idea hay personas que abogan por adquirir un cachorro o  un perro adulto en las protectoras de animales españolas y hay otros que prefieren la compra de animales y yo creo que ambas opciones son beneficiosas.

Mientras que unos hacen manifestaciones y promueven la idea de que comprar cachorros está mal, otros no le dan importancia y yo pienso que no deberíamos dársela siempre y cuando sepamos de donde vienen. Lo que no podemos hacer es fomentar esas granjas de cachorros donde tienen a los animales encerrados en jaulas diminutas las 24horas del día sólo para que críen cachorritos que luego van a vender mientras tienen a sus padres en unas condiciones pésimas. Sin embargo, hay amantes de animales que se han encariñado con una raza en concreto por diversos motivos que han hecho de su pasión su negocio y se han convertido en verdaderos empresarios.

Os voy a dar un ejemplo. Este criadero de pastores alemanes llamado Carpe Diem nació exactamente así y conozco personalmente a los dueños de la empresa por lo que sé bien de lo que hablo. Se trata de una familia que adora a los pastores alemanes por su fidelidad, su capacidad de aprender, lo juguetes que son y cariñosos, etc. En el 2000 tuvieron una idea, compartir su pasión con los demás y hacer llegar hasta las casas de amantes de animales perros criados por ellos de esta magnífica raza y, lo consiguieron. Actualmente son una empresa referente en el sector a nivel español donde sus perros corren en libertad disfrutando del cariño y los cuidados que ellos les ofrecen dentro de un centro canino entre Madrid y Toledo.

Cuando conozco este tipo de empresas y compruebo el daño que algunas noticias les están haciendo se me cae el alma a los pies. Odio los criaderos donde tratan a los animales como objetos, como productos o herramientas para ganar dinero, pero este tipo de empresas, donde aman a los animales por encima de todo y han hecho de ello su oficio me parecen una oportunidad estupenda para perpetuar una raza respetando los derechos de los animales y algunas de ellas empiezan a desaparecer debido al daño que causan otras empresas que desprestigian el sector.

Debemos de tener claro que no podemos dejar que las razas desaparezcan porque, por mucho que algunos se empeñen en negarlo, hay razas de perros más idóneas para según qué funciones y no hablo de hacerlos trabajar, sino de ayudarnos en nuestra vida y ser sus amigos. Por ejemplo, si hablamos de terapia ¿qué raza escogeríais? Obviamente los labradores porque son mansos, inteligentes, cariñosos, fieles y perfectos para jugar con niños. ¿Pero qué raza elegiríamos para vivir en los países nórdicos? Husky, Alaska Malamute… ¿entendéis lo que quiero decir?

Una gran noticia es que los perros han entrado en el hospital. Son perros de terapias asistidas que viven por y para ayudar a las personas con discapacidad, hacer más amena la estancia a niños que pasan media vida dentro de los hospitales, dar compañía a ancianos, etc. y son animales felices que han hecho de su vida un trabajo encomiable. ¿Qué de malo puede tener ello? Nada, ¿verdad? ¿Entonces por qué meter a todos en el mismo caso y crear una imagen de demonios con cuernos a los dueños de todos los criaderos sin conocer qué labor hacen o cómo tratan a los animales?

Soy amante de los animales y quiero proteger la labor que hacen tanto las protectoras como los buenos criaderos.

Deja un comentario