Sube el precio de la vivienda de segunda mano en España

Sube el precio de la vivienda de segunda mano en España

Publicado hace

1 año

Por:

Si estás planteándote comprar casa en la actualidad, tienes que prestar atención a muchos aspectos, desde la localización de la misma para luego poder venderla en caso de que no la necesites, hasta los acabados, la posibilidad de garaje y ascensor, las derramas de la comunidad, los servicios cercanos… Todo es importante. A mí me influyó mucho en mi decisión de compra que la gestión de la comunidad la llevase la empresa MBR Administradores, al igual que en mi anterior piso, ya que había tenido problemas con los vecinos del piso de arriba por ruidosos y ellos me ayudaron a denunciarlos para que se acabasen. Aunque lo cierto es que lo que más pesa a la hora de comprar es lo económico, y debemos apurarnos ya que el precio está subiendo.

Pues bien, si queremos hacernos con un piso o una casa a un precio ventajoso, es conveniente que nos demos prisa en buscarla y firmarla, ya que el mercado se está recuperando velozmente. Y es que el precio de la vivienda de segunda mano en España registró una subida del 0,9 por ciento en el tercer trimestre del año, con un precio de 1.636 euros por metro cuadrado en septiembre, según los datos del índice inmobiliario que realiza el portal del sector Fotocasa. De esta forma, continúa la tónica registrada los últimos trimestres en los que el precio de la vivienda de segunda mano está sufriendo pequeñas fluctuaciones positivas y negativas. La subida registrada este tercer trimestre del año, del 0,9 por ciento, es la segunda más acusada de los últimos nueve años. Tan solamente superada por la que se produjo en el segundo trimestre de 2015, cuando el precio subió un 1,1 por ciento.

A nivel interanual, el precio de la vivienda de segunda mano en España descendió un 0,6 por ciento. En general, las variaciones interanuales se han comportado de manera irregular durante este último año con leves incrementos y pequeños descensos. El precio de la vivienda en España alcanzó su máximo histórico en abril del año 2007, con un valor de 2.952 euros por metro cuadrado, y desde entonces ha acumulado un descenso del 44,9 por ciento. Las comunidades que han sufrido una mayor caída desde máximos son La Rioja, con un descenso del 57,5 por ciento, Castilla-La Mancha (53,5 por ciento), Navarra (53 por ciento), Aragón (52,6 por ciento) y la Región de Murcia (50,5 por ciento).

Por comunidades autónomas, con respecto a junio de 2016, once presentan una variación trimestral positiva. Canarias es la que mayor incremento registra, con una variación del 1 por ciento. Le siguen Andalucía y la Comunitat Valenciana, ambas suben un 0,8 por ciento, y Madrid, que sube un 0,7 por ciento.

En términos de precio medio, el País Vasco (2.735 €/m2), Madrid (2.260 €/m2) y Cataluña (2.021 €/m2) ocupan los primeros puestos en el ranking de septiembre de comunidades más caras para comprar una vivienda de segunda mano. Por el contrario, Castilla-La Mancha (1.044 €/m2), Extremadura (1.104 €/m2) y Murcia (1.140 €/m2) son las autonomías con los precios de la vivienda de segunda mano más asequibles.

Qué pasa en las grandes ciudades

En las grandes capitales, como es el caso de Madrid y Barcelona, el precio se incrementa en la mayoría de los barrios. Así, en la ciudad de Madrid, el precio se incrementó en septiembre en 14 de los 21 distritos que tiene la capital española. La subida más acusada se produjo en Villa de Vallecas (3,7%), seguido de Arganzuela y Tetuán (ambos con un 3,2%), Moratalaz (3%), Barajas (2,6%), Latina (2,5%) y Usera (2,2%). Salamanca sigue siendo el distrito madrileño más caro (4.321 €/m2), seguido de Chamberí (4.122 €/m2), Chamartín (4.042 €/m2) y Centro (3.796 €/m2). Estos datos indican que lo peor de la crisis inmobiliaria ha pasado en buena parte de la capital, pero no que el precio de la vivienda vaya a subir con fuerza.

En cuanto a Barcelona, el precio trimestral se incrementó en todos los distritos de la ciudad condal. El crecimiento más acusado se produjo en el distrito de Sant Martí (5,9%), seguido de Ciutat Vella (3,6%), Eixample (3,3%) y Horta-Guinardó (3%).

Es un hecho, el mercado inmobiliario español se está reactiva y el precio de la vivienda se está estabilizando tras el ajuste experimentado en los ocho años de crisis. Pero se mueve a diferentes velocidades, de ahí el comportamiento desigual de los precios. Mientras que en algunas zonas las compraventas y los precios repuntan, en otras seguirán su tendencia a la baja durante bastante tiempo. Así, en lo que queda de 2016, veremos subidas y bajadas en los diferentes indicadores del sector (precios, compraventas, número de hipotecas…) como consecuencia de esa estabilización que se está produciendo en el mercado.