Está claro que no hay que escatimar a la hora de contar con unos buenos asesores como defienden desde la autoridad de los años de experiencia de Martín Laucirica, porque al final los empresarios tienen que lidiar con muchos asuntos y los contables o legales lo único que hacen es hacer perder un tiempo precioso, y eso sin contar que al no ser profesionales también pueden llegar a equivocarse gravemente, lo que puede suponer el pago de multas o incluso el cierre del negocio en algunos casos.
Seguir Leyendo