Uno de los máximos problemas a los que se enfrenta la sociedad actual es el alto grado de estrés al que vivimos sometidos los ciudadanos. Pasamos más tiempo que nunca fuera de casa a causa de todo lo que tiene que ver con el trabajo y eso, a fin de cuentas, hace mella en nuestro estado físico y también en el anímico. Desde luego, es algo que muchos expertos en salud han comprobado en los últimos y lo peor de todo es que la tendencia y la acentuación de este tipo de problemas es cada vez más grande.

Seguir Leyendo