Hace ya mucho tiempo desde que la publicidad empezó a considerarse como una de las mejores maneras de hacer posible la obtención de la tan ansiada rentabilidad para un negocio. Y es que de poco vale que trabajemos en la obtención de los mejores productos, la prestación de los mejores servicios y la implantación de los mejores precios si nadie, o muy poca gente, sabe lo que estamos haciendo. La verdad es que este es un pensamiento que ya tenían hace siglos. Fruto de la aparición de ese pensamiento, nació la publicidad.
Seguir Leyendo