Vivimos en un mundo globalizado y ahora vivir en España no supone nada. Si queremos algo lo podemos tener en dos días en casa, o en menos, aunque sea algo que compremos en el extranjero. Algo que para nuestros abuelos o padres era algo incomprensible, ahora se ha convertido en algo de lo más cotidiano. España es el segundo país de la Unión Europea con más transporte internacional por carretera. Solo Polonia supera a España en el peso del transporte de mercancías con camiones.
Seguir Leyendo