Durante años, hemos sido conscientes de que, a nivel general, en España no se ha tenido una cultura dental que fuera dirigida a evitar cualquier tipo de problema que se derivara de nuestros dientes o de nuestra boca. Muchas personas solían decidir no acudir al dentista a pesar de que las recomendaciones de los profesionales del sector, que alertan de que es vital acudir a una consulta al menos una vez cada año. Solo acudíamos cuando aparecía un problema que afectaba directamente a nuestra boca. Pero nunca para prevenir.
Seguir Leyendo