Cuidar la fachada de un edificio es algo indispensable para el mantenimiento de la misma y garantizar la seguridad del interior de la vivienda. Las grietas y humedades pueden provocar que el agua se filtre en el inmueble, con todos los perjuicios que ello conlleva. Existen numerosos factores que pueden afectar a la salud de la fachada de un edifico. Desde Traltur nos explican cuáles son los más relevantes y a cuáles hay que prestarles más atención para que nuestro inmueble luzca de la mejor manera posible.
Seguir Leyendo