El vino es un producto natural que se ha consumido desde los tiempos más remotos. El documento arqueológico más antiguo que se conoce sobre la historia del vino se descubrió en las montañas de Zagros, en Irán, cuando se encontró un jarrón de barro, de unos 5.500 años de antigüedad, en cuyo fondo se depositaban restos de vino. Si bien fue el Imperio Romano y sus tropas quienes extendieron el cultivo de la vid y la cultura del vino por toda Europa. Una cultura que se mantiene hasta la actualidad, siendo, prueba de ello, las diferentes denominaciones de origen que tenemos en nuestro país, así como en otros como Alemania o Francia, sobre este producto.
Seguir Leyendo
Vivimos inmersos en una sociedad de consumo en la que tenemos necesidades irreales que nos creamos nosotros mismos, ya que necesitamos todo aquello que compramos en la medida en que nos convencemos a nosotros mismos o nos convencen. Seguramente muchos habéis oído muchas veces la típica frase de ¿cómo he podido yo vivir sin esto? Y a los dos días ese objeto tan especial está olvidado en algún rincón… y diréis, ¿a qué viene todo esto? Pues es la reflexión que cada cambio de temporada, cuando toca colocar la ropa de la nueva estación en el armario yo me hago, porque claro, la realidad es que vamos acumulando tantas chaquetas, abrigos, pantalones, accesorios, calzado… que, ¿cómo podemos meter todo eso dentro del armario?
Seguir Leyendo