Cuando una herencia se convierte en tu peor pesadilla

Cuando una herencia se convierte en tu peor pesadilla

Publicado hace

9 meses

Por:

Cuantas veces habremos soñado con que ese pariente millonario y al que todos hacen la pelota nos deje un buen pellizco de su abultada fortuna… Hasta que el sueño se convierte en realidad y ahí empieza la pesadilla. Porque muchas veces, la herencia es compartida con familiares, y llegar a un acuerdo en situaciones de este tipo, no siempre es fácil.

Las herencias han sido motivo de discusiones y desavenencias de todo tipo desde siempre, y lejos de ver cumplido un esperado deseo, cuando heredamos, podemos estar además asumiendo una pesada carga: la de una propiedad que solo nos da quebraderos de cabeza, porque ni la podemos vender, por la imposibilidad de acuerdo entre los propietarios de la misma, y tampoco podemos vivir en ella. Y en este punto, la propiedad está generándonos unas pérdidas innecesarias, y ningún tipo de beneficio.

Pues bien, en casos así la solución está en la venta del proindiviso. En Proindivisos Levante compran derechos de herencia, usufructos, embargos, deudas e inmuebles con discreción absoluta y rapidez en la valoración de la operación. Y de esta forma, liberan a sus clientes de los problemas originados por  una herencia de la que nunca han podido disfrutar, y así pueden obtener beneficios de la venta de su proindiviso. Y además, no es necesario contar con el consentimiento del resto de propietarios.

Porque cuando el acuerdo no es posible, lo mejor es vender la parte que nos corresponde, no sin antes escuchar diferentes ofertas, para poder elegir la mejor.  Esto es totalmente legal y seguro, y sin duda, la mejor opción en tantos y tantos casos de desavenencias.

La venta de proindivisos, no solo evita los disgustos innecesarios y las discusiones entre los distintos miembros de la familia o la pareja, sino que además tiene ventajas fiscales. Así que, si este es tu caso, no lo dudes más y ponte en contacto con los profesionales, ellos te asesorarán y juntos encontraréis la mejor solución, independientemente de que tu propiedad se encuentre embargada, hipotecada, o si trata de una herencia o de un divorcio. Recuerda, valora las ofertas y no olvides firmar ante notario….

Es mejor vender que lamentar

En cuestione de herencia compartida o divorcios, pueden darse situaciones de todo tipo. Por ejemplo, las parejas que han adquirido una propiedad en común, una vez que han roto su relación, lo único que desean es romper todo vínculo entre ambos para siempre. Poner punto y final. Y resulta que no pueden hacerlo porque todavía están unidos por esa propiedad que compraron en su día. Cuando es así, las exparejas optan, o bien,  por vender la propiedad a un tercero ajeno a la relación, o bien por que sea una de las partes implicadas, la que compre la parte de la otra.

Otras veces ocurre que en la misma familia, varios miembros han heredado una propiedad, pero no hay forma de llegar a un acuerdo. En este caso, la actuación es idéntica a la anterior. La mejor solución es vender el inmueble a una persona no implicada en el reparto, o si lo prefieren, venderla a uno de los propietarios.

Ahórrate disgustos y situaciones incómodas, no sufras sin sentido, y si el acuerdo es imposible, vende. Conseguirás beneficios en lugar de quebraderos de cabeza inútiles. Que la vida son dos días, y no vale la pena vivirlos así…