El color sigue ganando peso entre las empresas del siglo XXI

El color sigue ganando peso entre las empresas del siglo XXI

Publicado hace

8 meses

Por:

¿Cuántas cosas diríais que son elementales para que un negocio tenga éxito en el mercado en el que nos movemos en la actualidad? Es evidente que son muchísimas y que no podemos descuidar ninguna de ellas porque todo el mundo sabe que eso puede ocasionar problemas y, a la larga, que ese volumen de beneficios que esperamos no sea tal. Disponer de un buen producto, poder ofrecerlo a un buen precio, tener una buena imagen y ser eficaces en todas nuestras labores es lo primero en lo que solemos pensar para hacer rentable a un negocio. Y no vamos mal encaminados.

Una de las cuestiones que viene siendo cada día más importante y que tiene que ver con la imagen de la empresa es el color que solemos emplear para decorar nuestras instalaciones, que suele ser el color que usamos principalmente en nuestro logo. Depende de los valores de los que dispongamos, apostaremos por un color u otro, pero lo que está claro es que necesitamos alto que nos identifique y el color es una de las mejores cuestiones de las que podemos tirar para ello. Todos lo sabemos y por eso somos conscientes de lo que vale elegir el color adecuado para nuestro negocio.

En una noticia que fue publicada en la página web Pymes y Autónomos se indicaba esa importancia relacionada con el color a la que nos venimos refiriendo. Se comenta que los colores cálidos tienen una capacidad inmensa para llamar la atención, que es al final para lo que los necesitamos. Sin embargo, se apunta también que hay colores fríos que también juegan un papel similar a este porque tienen esa capacidad de resultar realmente estimulantes para las personas. Uno de los mejores ejemplos es el color azul oscuro.

Hay que tener en cuenta que cada color transmite una cosa diferente. El color naranja, por ejemplo, es un color que transmite juventud y que puede ser ideal para unas cosas pero no tanto para otras. El color verde es el de la naturaleza. El rojo, el de la pasión. El azul, el del mar o el cielo. Cada una de esas cosas nos evoca a un momento, a una cosa diferente. Y para que tengamos la oportunidad de conectar a través del color con nuestros clientes tenemos que saber con cuál de ellos se identifica cada uno. Es evidente que no es fácil, pero se puede saber con qué color puede triunfar nuestro negocio.

Con el paso de los años, los emprendedores españoles han sido más y más conscientes de la gran importancia que tiene el color en sus respectivos negocios y la influencia que tiene eso en lo que respecta a la salud de la empresa. Los profesionales de Pintores González nos han transmitido que la mayoría de los trabajos que han venido desempeñando en los dos últimos años se han producido en las instalaciones de un negocio, lo que deja claro que el color ha potenciado su influencia en el mundo empresarial.

La importancia de los colores secundarios 

Hay que tener en cuenta que no solo los colores primarios son los que llaman la atención de las personas en los tiempos que corren. Es cierto que se necesita un color dominante en todos los logos e imágenes de la empresa, pero el apoyo que proporciona un segundo color es igualmente interesante porque puede ayudar a reforzar esa imagen que queremos que tenga nuestro negocio. El uso de solo un color puede llegar a ser monótono en algunos casos y un segundo tono es algo que cada día una más gente para ese cumplir con ese refuerzo del que hablamos.

Cuando se incorpora un segundo color en la imagen principal de una empresa, hay que tener en cuenta una serie de cuestiones que nunca podemos olvidar. La principal de todas ellas es que existe la necesidad de que ambos colores combinen. Para ello, siempre se ha considerado ideales el blanco y el negro, que suele decirse que combinan con todo. Pero lo cierto es que hay muchas combinaciones que pueden establecerse en los tiempos en los que nos movemos. Acertar significará tener muchas más posibilidades de alcanzar a una mayor cantidad de público.

Antes de concluir, os damos un consejo más: si tenéis que decidir el color del negocio que estáis montando y se trata de un comercio que combina la presencia en un local físico y una fuerte presencia en Internet, hay que escoger un color sabiendo que las redes sociales y el diseño web que vayamos a implementar van a incorporar ese mismo color o colores que van a estar presentes en nuestras instalaciones. Hay que decidir qué nos conviene más antes de llevar a cabo esa mano de pintura en el establecimiento.  Acertar será mucho más importante de lo que nos imaginamos.