Las copas y vasos, elementos para diferenciar a un negocio hostelero del resto de su competencia

Las copas y vasos, elementos para diferenciar a un negocio hostelero del resto de su competencia

Publicado hace

9 meses

Por:

Pocos sectores funcionan mejor que la hostelería en nuestro país. Eso es algo que todos sabemos desde que somos bien pequeños porque, a menudo, acompañamos a nuestros padres y madres a tomar algo durante esta etapa de nuestra vida. Y, a medida que vamos creciendo y nos quitamos de encima el yugo familiar, dicho metafóricamente, por supuesto, acudimos a los bares con compañeros de clase, de trabajo o amigos de toda la vida. El caso es que el bar siempre va a formar parte de nuestra vida con independencia del escalón en el que ésta se encuentre.

Esto hace que este sector sea uno de los más importantes con los que nos podemos encontrar en el interior de nuestras fronteras. Los datos que os vamos a ofrecer a lo largo de este texto así lo atestiguan, así como el número de bares y establecimientos que existe en España y que, desde luego, hace que la competencia en el sector sea más potente que la de ningún otro sector nacional. Esa terrible competencia hace que, en efecto, los dueños de estos negocios tengan que exprimirse la cabeza con el objetivo de diferenciarse del resto y ser capaces, de este modo, de llamar la atención de la clientela en una medida mucho mayor.

Una de las maneras que tiene un bar o un restaurante de diferenciarse del resto de sus competidores es a través ya no del producto que se encargue de comercializar, sino de los recipientes en los que se encarga de servir esos productos. Esto es algo que no todo el mundo es capaz de comprender pero que tiene una importancia realmente grande. Y parece que, poco a poco, los hosteleros se van dando cuenta de ello. Así nos lo han contado los profesionales de Giona Premium Glass, una entidad dedicada a la provisión de, por ejemplo, diferentes tipos de copas. Estas personas nos han comentado que, en los últimos años, ha aumentado el número de hosteleros que les han pedido un determinado tipo de copas para su negocio. Eso es importante.

Los resultados están ahí. Son muchas las personas a las que un tipo determinado de copa les llama la atención y que se acuerdan del nombre de un establecimiento solo por ello, haciendo que, de esta manera, volver sea mucho más sencillo. Otros bares o restaurantes, en cambio, se limitan a disponer de copas o platos que son más tradicionales y que no tienen un poder de llamada tan grande como al que venimos haciendo referencia. Y, sin ese poder de llamada, la verdad es que las posibilidades de facturar más son menos.

Una noticia que fue publicada en el portal web de la agencia de noticias Europa Press informaba, en diciembre del año pasado, de que el número de establecimientos hosteleros en nuestro país superaba los 300.000 y que la facturación que se estaba registrando en el sector superaba los 130.000 millones de euros, algo que, en efecto, es de suma importancia y pone de manifiesto la buena salud de la que goza el sector en un momento como en el que nos encontramos.

El consumo de alcohol explica los buenos registros

Es evidente que el consumo de alcohol es una de las cuestiones que mejor explican la mejora que ha registrado el sector de un tiempo a esta parte. Vamos a ser un poco más concretos. Según un artículo que fue publicado en la página web de RTVE, el consumo de alcohol por cabeza en España es superior al de la media europea. Y es que en este país somos muy dados y dadas a salir y disfrutar, en la mejor compañía, de nuestros momentos de ocio.

Es evidente que todos tenemos que ser conscientes de que un consumo excesivo de alcohol puede deparar problemas en nuestra salud y que hay que saber consumir este tipo de productos con moderación. No hay nada mejor que disfrutar de esos momentos de ocio de los que hemos hablado y, al día siguiente, ser completamente conscientes de ello y no pasar un día de resaca que nos haga plantearnos volver a salir la próxima vez en la que se nos presente la ocasión.

Hay un dicho cada día más popular que dice que “siempre nos quedarán los bares”. Y es que no es para menos. Para cualquier tipo de persona, de bolsillo o de modo de vida, el bar siempre es un buen sitio al que acudir. La verdad es que no nos imaginamos la vida sin uno de ellos cerca de nosotros. Nadie duda de la enorme utilidad y los grandes momentos que nos proporcionan este tipo de locales. Y es que, gracias a ellos, la vida es un poco mejor para la ciudadanía.