Música en la era digital

Música en la era digital

Publicado hace

4 semanas

Por:

En la actualidad, triunfar en el mundo de la música, ya no necesita de que los cantantes tengan una maquinaria millonaria detrás de ellos, que es evidente que ayuda muchísimo. En este momento, es más sencillo darse a conocer mediante las plataformas digitales y llegar a cientos de miles de personas sin tener el apoyo de una disquera importante. Hay que ser honestos, la maquinaria que puede mover una gran disquera o una gran compañía para hacer triunfar a sus artistas, es inmensa, y claramente abre muchas más puertas que cuando cada artista empieza a trabajar desde espacios mucho más pequeños, con poco dinero y sin un respaldo que garantice que las inversiones que salen de su bolsillo, puedan generar beneficios.

El mundo de la música es arriesgado, existen miles de personas con un talento que sobrepasa lo que podemos pensar, pero que no logra triunfar en el medio, así como existen otros miles que con un talento neutral y mucho presupuesto, se convierte en un éxito sin precedentes. Acá no vamos a entrar en la polémica de qué es buena música y que no, pues para gustos, los colores, pero de lo que sí vamos a hablar es cómo la música llega al oyente en plena era digital.

Para poder ampliar el tema, conversamos con el equipo de trabajo de Estudio Silencio, quienes con su experiencia tras los controles y con su trabajo con artistas desconocidos y de alto perfil, nos contarán cuáles son las mejores formas de enfrentarse al mundo de la música en la era digital.

Propuesta musical

Cuando tu pasión es la música y quieres hacerte un hueco en la industria, lo primero que debes hacer es tener una propuesta musical que te llene y en la que confíes plenamente, que te produzca felicidad construirla desde cero. Tener una propuesta musical sólida, te permitirá ubicar el público al que te quieres dirigir, y te dará una idea de cual es la mejor forma para llegar a él.

Cuando hablamos del público, nos referimos no a pensar y hacer todo en función a él, sino a entender a qué tipo de persona se dirige el material que haremos, de forma que podamos plantearnos la manera más efectiva de llegarle. Por ejemplo, si estamos hablando de llegar a los seguidores de la música clásica, probablemente tocar en discotecas, no sea la estrategia indicada.

Si estamos hablando de un público joven, debemos tomar en cuenta la forma en la que los jóvenes y adultos jóvenes consumen la música, es decir, tomar en cuenta las plataformas digitales y las redes sociales, será indiscutiblemente fundamental para llegar al público. Pero en el caso de querer dedicarnos al teatro musical, tal vez sea mucho más funcional comenzar a movernos en el mundillo de productores de teatro y compañías teatrales.

Plataformas digitales

En un punto anterior, mencionamos que en la actualidad los artistas no tienen por qué tener a una disquera detrás para poder producir o distribuir su música. Atrás quedó el tiempo en el que comprar Cds era la única manera de consumir el material de los artistas del momento. A día de hoy, con nuestros dispositivos electrónicos, ya sean móviles, portátiles o computadoras de escritorio, podemos tener toda la discografía de nuestros artistas favoritos, con sólo presionar un botón.

Por ello, las plataformas digitales son fundamentales para los artistas consagrados, o para los que están apenas comenzando y quieren mostrar su propuesta musical. En este apartado, hablaremos de las plataformas más populares (sin ningún orden de importancia):

  • Spotify: líder mundial como la plataforma con más suscriptores y mayor presencia en la web; son más de 190 millones de usuarios activos mensuales subiendo y descargando contenido musical. Dispone de una versión gratuita con anuncios, pero la versión de pago ofrece ventajas como que puedes escuchar la música que quieras y en el momento que quieras, ya que te da la opción de descargar música y escucharla sin necesidad de estar conectado. Una gran ventaja de Spotify es que en la versión gratuita, los artistas no tan conocidos pueden llegar a los oyentes, como sugerencia.
  • Deezer: Si bien esta plataforma francesa no ha terminado de sentar bases en todos los Estados Unidos y Latinoamérica, se encuentra disponible en 16 idiomas y cuenta con 16 millones de usuarios, 6 millones de ellos conectados a través del servicio Premium.
  • SoundCloud: Aunque su funcionamiento no es igual al del resto de plataformas de música digital, se ha convertido en la preferida por los músicos independientes. SoundCloud permite seguir a otros usuarios o artistas, crear listas de reproducción y subir tus propios temas a la plataforma.
  • YouTube: Es la plataforma más consumida por todos los usuarios para ver vídeos también es utilizada para escuchar música streaming, ofrece la posibilidad de crear listas que queramos con vídeos musicales en la plataforma de vídeo y usarlo de igual manera como si de una aplicación de música se tratase.

A su vez, podemos mencionar a Google Play Music, Apple Music y Amazon Music, que dependen de los dispositivos que utilicemos como oyentes, pero que también son muy populares para artistas que buscan darse a conocer, con el inconveniente de que esta llegará fácilmente sólo a los usuarios de la marca.

Redes Sociales

Este punto es tan importante como la propuesta musical y las plataformas digitales en las que se busque dar a conocer el proyecto musical. Las redes sociales llegan a miles de personas y es la forma más inmediata de contacto entre artistas y público, sin embargo, es importante entender que las redes sociales no lo son todo, pero sí son una buena vitrina para mostrar la obra.

Hay 4 redes sociales que son esenciales para un artista que quiere darse a conocer, estas son: Facebook, Twitter, Instagram y Youtube (que sabemos no es una red exactamente pero que puede funcionar para la comunicación con el público). Las redes sociales deben servir para atraer nuevos fans a la comunidad de un artista, por lo que es importante plantear un buen plan de marketing digital.

Si la finalidad de las redes es ampliar la comunidad del artista, para ello se deben tener en cuenta los siguientes detalles:

  • Marca una línea editorial que te distinga en todas tus redes. Hay una regla que es importante tener en cuenta; lo ideal es publicar siempre un 20% de tus temas personales y un 80% de contenido de valor. La gente necesita valores añadidos de manera constante y aparte de la propuesta musical, deberás aportar algo más.
  • Cada red tiene su estilo y no es lo mismo publicar en Twitter que en Facebook. En la primera siempre vas a poder publicar con algo más de frecuencia, y puedes comunicarte de forma inmediata con el público, pero en Facebook prima más el contenido visual si es con foto o vídeo mejor. No todo lo que subas -pero sí un alto porcentaje de lo que publiques, para que sea viral-, deberá ir acompañada de foto o vídeo. Se ha demostrado que aumenta hasta en un 40% su recorrido y por ende, las respuestas del público.
  • Interactúa con los seguidores. Es una buena manera de fidelizarlos y de forjar una relación amistosa, divertida y amena con ellos.

Programas de talentos.

Para nadie es un secreto que los programas de talentos atraen la atención de miles de personas y que se convierten en una vitrina para los artistas, así estos no lleguen a participar en el show como tal (pues sólo con presentarse y estar en las audiciones, miles de oyentes llegan a sus perfiles y logran la presencia en el mundo musical, sin llegar a la pantalla).

En este punto podemos destacar el fenómeno Operación Triunfo, que en sus primeras ediciones dejó artistas de la talla de David Bisbal, Rosa, Chenoa, Manuel Carrasco, Elena Gadel, Vega, entre muchos otros. Y que en sus ediciones 2017, 2018 y la recién acabada edición del 2020, ha generado millones de interacciones en redes sociales a nivel mundial y que ha llevado a artistas como Aitana, Natalia Lacunza, Alba Reche, Miriam Rodríguez, Cepeda, Miki Nuñez entre otros, no solamente a grabar materiales discográficos, sino también a internacionalizarse y en casos, a ser más conocidos fuera de las fronteras españolas.

Sin embargo, para ser exitosos en estos programas a veces no es necesario llegar a la final, como en el caso de Lola Indigo, la primera expulsada de OT2017 y una de las artistas españolas más populares tanto en nuestras fronteras como en Latinoamérica.

Este tipo de programas le permite a los artistas mostrarse y llamar la atención no solamente del público, sino de diferentes discografías grandes o pequeñas, productores independientes, cadenas de televisión, compañías de teatro, que deciden apostar por ellos y les permiten entrar al mundo del espectáculo.

Es impensable pretender que la música no se vea afectada por la era digital. Lo importante es saber adaptarse y entender que la manera de consumir y la forma de hacer música en pleno 2020, es completamente diferente de cómo se hacía y se consumía en 1980. Adaptarse no es una necesidad, es primordial si se quiere vivir de la música.