Usar kits de blanqueamiento dental por Internet, una tendencia muy peligrosa

Usar kits de blanqueamiento dental por Internet, una tendencia muy peligrosa

Publicado hace

9 meses

Por:

El paso de los años, los malos hábitos, ciertas enfermedades y el consumo de ciertos medicamentos, provocan el oscurecimiento del esmalte dental, afeando la sonrisa y el rostro. A pesar de seguir una buena higiene bucodental, los dientes, tienden a adquirir una tonalidad amarillenta o grisácea. Y todavía es peor si fumas o tomas café. El blanqueamiento dental, es la única solución en estos casos, pero, ojo, el que ha de estar supervisado por un odontólogo o odontóloga, aunque te lo hagas en tu propia casa. Porque los blanqueadores que ves en Internet, pueden resultar peligrosos para la salud. Ten cuidado con lo que compras. No compres un producto de estas características sin saber qué es o si no te lo ha recomendado tu dentista, de lo contrario podrías tener serios problemas de salud.

Los peligros de comprar tratamientos blanqueadores sin prescripción médica

Los tratamientos de blanqueamiento de dientes deben estar prescritos por un o una dentista, que será quien estudie cada caso y hará el seguimiento adecuado del/de la paciente. Es un consejo de CML, Odontólogos, en A Coruña. En esta clínica ofrecen el mejor tratamiento de blanqueamiento dental, ayudando a mejorar el tono de los dientes, y reduciendo de manera considerable el color amarillento original y devolviendo al diente su blanco natural. No es de extrañar que, en la actualidad, esta clínica dental sea todo un referente en esta campo. Es, sin lugar a dudas, una de las clínicas más modernas y actuales de la ciudad de cristal, contando con instalaciones adaptadas y equipados con la tecnología más innovadora.

Se pueden comprar todo tipo de cosas por Internet, billetes de avión, ropa, tratamientos de belleza, muebles, juguetes, tecnología, entradas para conciertos, calzado, comida… de todo. Pero con las productos de salud hay que tener especial cuidado, advierten los y las profesionales de la salud. Pero a pesar de las advertencias, son muchas las personas que siguen comprando productos milagro a través de internet. Crece pelo, complementos dietéticos, medicamentos…. Según los datos, además de los productos para blanquear, otro de los artículos de salud más comprados por los consumidores a través de la red, es la férula de descarga, empleada para impedir el desgaste de los dientes en las personas que padecen bruxismo.

Compara productor relacionados con la salud puede acarrear graves problemas de salud, ya que deben estar prescritos por un dentista, y de no ser así, puede tener consecuencias graves en la salud bucodental de las personas.

Por ejemplo, en Amazon y otras conocidas plataformas de venta online, ofertan kits de blanqueamiento dental que solo deben ser utilizados cuando han sido prescritos por el dentista, ya que pueden ser muy peligrosos para la salud bucodental del paciente y provocar distintas patologías en la boca, algunas, muy serias. Y es que es necesario hacer un estudio personalizado de cada caso para que el tratamiento tenga el mayor éxito posible, y en condiciones de seguridad.

El Consejo de Dentistas de España ha detectado, y denunciado, cuando ha sido necesario, la venta de productos de salud bucodental a través de plataformas como Amazon y Aliexpress, y en ciertas parafarmacias, que ofrecen productos milagros que pueden resultar muy peligrosos para la salud de los usuarios y usuarias.

La llegada de Internet ha revolucionado, sin duda, el comercio, la forma de comprar y vender, y no se puede negar que nos ha facilitado mucho la vida. Pero también ha facilitado la entrada de productos nocivos e incluso ilegales, que hoy, están más alcance que nunca del consumidor. Esto

está afectando directamente al sector de la salud, y también a la población, que es quien más sufre las consecuencias de estas prácticas. La población, ha de tomar conciencia de lo perjudiciales que pueden ser los tratamientos sanitarios que no han sido prescritos por un profesional de la salud.

Es el propio usuario quien debe aplicarse el blanquedor, u otro tratamiento sanitario, siguiendo unas instrucciones, pero sin ningún tipo de supervisión. Todo producto de salud tiene que estar prescrito por un profesional sanitario, en el caso del tratamiento para blanquear los dientes, por un o una dentista, que controlará la aplicación del producto y sus efectos sobre la salud de los dientes del paciente.

Los productos para blanquear las piezas, entre otros, deben ser indicados directamente por un odontólogo de manera personalizada, ya que, cada paciente tiene unas características y unas necesidades diferentes, que es necesario tener en cuenta al iniciar un tratamiento de este tipo.