El turismo ya es la referencia de la economía española

El turismo ya es la referencia de la economía española

Publicado hace

2 meses

Por:

Tenemos mucha suerte de haber nacido en un país como España y de eso ya no le queda ninguna duda a nadie o a casi nadie. Y ya no sólo por vivir en un país desarrollado, en el que se puede vivir con comodidad a pesar de que contemos con uno de los salarios mínimos más bajos de Europa, sino por el hecho de que dentro de nuestras fronteras tenemos de absolutamente todo. Sea cual sea nuestro propósito, por ejemplo, en vacaciones, podemos encontrar algo de nuestro interés sin salir del país.

Hagamos un repaso de las clases de turismo que tenemos en un país como el nuestro. España es bien conocida por el clima mediterráneo que asoma a muchas de sus ciudades y por la calidad de sus playas. Pero no es la única cosa que atrae a España a la enorme cantidad de turistas que nos visita cada año. El hecho de poseer una gran cantidad de sistemas montañosos (España es el segundo país más montañoso de Europa por detrás de Suiza) hace que miles de personas vengan a España durante los meses de invierno. Además de todo ello, el turismo de interior y el cultural forman una parte destacada de la oferta turística nacional.

Un artículo del diario El País le puso números a la situación turística española durante el año 2017. En concreto, el periódico aseguró en un artículo publicado en su página web el 29 de diciembre del año pasado que la cifra de turistas extranjeros que visitó España en 2017 fue superior a los 82 millones de personas. El artículo asegura que nuestro país es el segundo más visitado del mundo y que la facturación se sitúa en torno a los 90.000 millones de euros.

Algo se está haciendo bien en España en lo referido al turismo en los últimos años. Ese artículo de El País también refleja otro dato que resulta muy interesante y que nos parecía muy oportuno comentar. España ha conseguido casi duplicar el número de turistas desde el año 2000. Ese año visitaron nuestras tierras un total de 46 millones de personas. Los 82 millones de ahora hacen visible un crecimiento excepcional.

Barcelona, Madrid y Sevilla, a la cabeza

Un artículo de Europa Press publicado durante 2016 recogía los datos de una encuesta realizada a una muestra de los turistas que han visitado España en los últimos tiempos. Y esos datos hacían referencia a que tres eran las ciudades que los turistas más destacaban de nuestra geografía: Barcelona, Madrid y Sevilla. Y no es de extrañar. Son tres ciudades que tienen absolutamente todo lo que puede ofrecer una gran urbe. Tienen cultura, tienen historia y tienen instalaciones de calidad para que sus turistas se hospeden con la mejor de las garantías.

Los profesionales de Roomtorent, una entidad encargada de la gestión de alojamientos en dos ciudades como Madrid o Sevilla, han comprobado que, efectivamente, los datos de turistas recibidos por parte de las dos ciudades se han prácticamente doblado en los últimos años. La enorme cantidad de monumentos y sitios de interés que posee la capital andaluza y la historia que se desprende de las calles de la capital española son los argumentos que más esgrimen los turistas a la hora de decantarse por una de las dos ciudades.

La verdad es que es una suerte que España cuente con todo lo que cuenta. El turismo se ha convertido en el motor de nuestra economía, algo que juega en nuestro favor debido a que es un negocio que, si se sabe cuidar, puede ofrecer unos ingresos estables al conjunto de nuestra población. La cantidad de puestos de trabajo que se generan en verano gracias al turismo y el elevado gasto medio que tienen los turistas extranjeros que visitan nuestras tierras hace que sea más necesario que nunca el hecho de potenciarlo.

El turismo seguirá dejando, cada año, miles de millones de euros en nuestras arcas. Este negocio ya es el más puntero de nuestro país, desbancando, por suerte, al de la construcción, que en los últimos años sólo nos había dejado desgracias. Es el momento de presumir de él y de sentirnos orgullosos y afortunados de lo que nos ha tocado en suerte en esta vida.