El turismo en las bodegas es tendencia

El turismo en las bodegas es tendencia

Publicado hace

3 meses

Por:

Cuando hablamos del sector vinícola en España, se hace con la seguridad de una fama que viene de muy largo, pero que no habría sido posible de no contar con un tejido empresarial que ha ayudado al desarrollo de un sector que pese a la buena tierra, no habría podido llegar a lugar de tú a tú a Francia o Italia, sus máximos rivales.

Las inversiones siempre son necesarias

Contar con una inversión importante es vital para el sector de las Bodegas y desde las Bodegas Bocopa con sus muchos años en el mundo vinícola aseguran que fueron conocidos muchísimo más a partir de las famosas cuñas en la radio, una manera interesante que ayudó a que todos, especialmente los seguidores de la radio deportiva conocieran estas bodegas.

A la hora de elaborar vino, un apartado importante es tener unas instalaciones de altura. De esta manera es donde podemos encontrar una bodega para la recepción de la uva, elaborar los caldos y que se mantengan como es debido,  y todas las actividades que son necesarias en el crecimiento de una empresa.

Otro punto que conviene tener muy en cuenta es la adaptación que las bodegas deben hacer a los nuevos tiempos en los que toca vivir. Todo esto ha supuesto que algunas bodegas de reconocida fama y otras que quieren probar, se han sumado a la tendencia de contar con tienda para vender sus caldos, realizar visitas guiadas a la propia bodega y todo lo demás que pertenece a lo que llamamos enoturismo.

Ejemplos de bodega

Está claro que es importante “hacer marca”, siendo algo que debe crecer poco a poco, pues el éxito no llega de repente en este mundo. Si hablamos de la anteriormente mencionada Bocopa, ellos llevan desde el año 1987.

Ellos tienen ahora más de 2500 hectáreas y tienen además siete bodegas que llegan a producir más de un cuarente por ciento del vino que cuenta con la famosa Denominación de Origen alicantina.

Toda la apuesta que una bodega hace por la calidad, puede verse en el control estricto que se tiene a la hora de fabricar la totalidad de vinos en las instalaciones, algo que por desgracia todas las bodegas no tienen capacidad para hacerlo. Si a todo esto le sumamos el poder ser capaz de contar con la tecnología más avanzada

Un apartado importante que no hay que olvidar es la obtención de la Certificación ISO, la cual nos prueba el compromiso firme de mejorar la calidad a la hora de elaborar los vinos y del mantenimiento del servicio fiable de la bodega que la tenga. Si a esto se le suma un servicio de gran fiabilidad y el cuidado por un medioambiente sostenible, es algo fundamental, con independencia de la bodega de la que estemos hablando.

La gran ayuda del turismo

Dependerá todo del tamaño de la bodega, pero para muchas supone un importante porcentaje de ganancias, en especial si es de una zona que turísticamente en zona destaca. Podemos hablar de la Ribera del Duero, Toro, donde hay muchas bodegas y el turismo es enológico, pero también de otras zonas de nuestro país, donde a lo mejor no es tan masivo, pero que si se tiene una buena bodega, seguro que muchos turistas amantes del vino o simplemente curiosos se pueden sumar a esta tendencia.

La importancia de la tecnología

El éxito de una bodega no se cimienta en tener la mejor de las tecnologías, también los trabajadores son importantes y deben ser combinados de manera sabia, no solo a la hora de investigar, también a la hora de mimar y saber qué es lo que debe hacerse para cultivar como es debida la cultura del vino.

Quizá sean demasiados ingredientes, pero cuando una empresa cumple con ellos, es todo un acierto y se asegura un alto porcentaje de poder conseguir el éxito en su labor.

Como has podido ver, los éxitos en el mundo del vino no se regalan y todo ocurre por una trayectoria de años, que después puede potenciarse con un buen turismo enológico o un acertado marketing, pero siempre debe haber el poso de un buen vino detrás. De lo contrario, será como un castillo de naipes.

Todos sabemos que en el mundo del vino, el actuar apresuradamente no es bueno, debiendo estar acompañado de una estrategia acertada y optando siempre por la calidad a la hora de operar, con lo que se pueden llegar a lograr unos productos de calidad y que tanto los usuarios como los turistas en sus compras van a poder disfrutar de ellos. Lo importante es que el vino es tendencia, lo mismo que visitar sus bodegas…