Los trabajos de fin de grado o máster, uno de los temas de más actualidad en España

Los trabajos de fin de grado o máster, uno de los temas de más actualidad en España

Publicado hace

10 meses

Por:

Cuando estamos a punto de terminar nuestros estudios superiores, ya sea un ciclo de formación profesional, una carrera universitaria o algún título de posgrado, en la inmensa mayoría de los casos, es necesario que el alumno que está cursando la formación lleve a cabo un trabajo de fin de grado o de fin de máster. En ambos casos, la finalidad es la misma, sin embargo, el nombre difiere en función de lo que se haya estudiado. Se trata de un trabajo en el que el alumno muestre que sabe desarrollar gran parte de lo aprendido durante sus estudios y que lo plasme en un documento, el cual, ha de ser presentado y defendido ante un tribunal, el cual decidirá si el estudiante merece obtener el título o no. Estos trabajos, además, son uno de los temas más candentes en España, desde hace unos meses, y es que, día tras día nos hemos ido levantando de cama con las noticias de que algunos cargos políticos de gran relevancia en nuestro país habían obtenido titulaciones de forma fraudulenta.

Como os hemos ido avanzando en la introducción, el trabajo de fin de grado o máster es, con diferencia, el mayor de los retos de nuestra carrera académica, puesto que es en él donde debemos plasmar todas las competencias y habilidades que hemos ido adquirido a lo largo de los cursos y, en él se busca alcanzar un buen nivel de perfeccionamiento de los diferentes trabajos académicos que hemos ido entregando en cada materia, durante la formación.

Por estos motivos es por los cuales cada vez más gente acude a la ayuda de Tus trabajos universitarios y es que tras años de esfuerzo y dedicación, ningún alumno se quiere jugar su futuro título a una carta. Ellos se encargan de llevar a cabo todo tipo de trabajos que se necesiten, una tarea la cual se agradece, sobre todo, si temes quedarte en blanco o si compaginas los estudios con trabajo y se carece de tiempo. Sin embargo, que ellos lleven a cabo el trabajo no te exime de tener que ir a defenderlo ante el tribunal, por lo que, además de repasarlo con calma en casa, se ha de memorizar para poder salir al paso de las diferentes preguntas que puedan ir haciendo cada uno de los miembros que compongan la mesa del tribunal, ya que ellos son quienes tienen la última palabra de si te conceden el tan ansiado título o no.

En este campo, el de los trabajos de final de grado, copiar cada vez está más complicado, así como conseguirlos de forma fraudulenta y es que tras las noticias aparecidas en la prensa española durante las últimas fechas, instituciones como la Universidad Rey Juan Carlos han elaborado un reglamento anti ‘caso Máster’, con el fin único de que no se vuelvan a repetir los escándalos surgidos, en el futuro. Pero para los que nos cogen cerca estos trabajos, que tenemos que empezar a pensar en ellos para sacarlos adelante en los próximos meses os queremos acercar algunas de las claves que debéis seguir para que no os coja el toro y podáis superar el trámite sin mayor problema.

  • Planificación. Usar un calendario para repartir las tareas y marcarnos fechas de entrega o plazos límites para avanzar.
  • Listado de lecturas. Debemos de realizar las lecturas y revisar las fuentes oportunas que vayamos a necesitar. Además, a la par, debemos ir anotando las referencias bibliográficas y citas que vayamos a emplear para llevar a cabo el trabajo.
  • Reuniones periódicas con el tutor para revisar los diferentes progresos y guiarnos en las dudas que tengamos.
  • Realizar un guion inicial con todos los elementos a añadir.
  • Realizar una hoja en la que marquemos el estado de avance de cada uno de los apartados, con el fin de saber fácilmente que llevamos hecho y que nos falta.

Los trabajos de fin de grado en los ciclos

En el caso de que estemos estudiando un ciclo de grado superior, como su propio nombre indica, como formación superior que es, también debemos de llevar a cabo uno de estos trabajos. Una parte de la formación que muchos de los alumnos toman a broma ya que piensan que con aprobar las prácticas es suficiente y que, tras ellas, se llevan la sorpresa. Si bien es cierto que los tribunales que evalúan los TFG de los ciclos son más permisivos, la realidad es que en ellos se pueden llegar a jugar incluso puestos de trabajo futuros, ya que este tipo de formación está más orientada a la práctica laboral que a los estudios teóricos, por lo que no se ha de descuidar la calidad de la presentación ni lo más mínimo.