¿Por qué hay que destruir el vestuario laboral y cuándo hacerlo?

¿Por qué hay que destruir el vestuario laboral y cuándo hacerlo?

Publicado hace

5 meses

Por:

Hay ciertas industrias, que por su naturaleza, como por ejemplo aquellas que trabajan con residuos, materiales químicos o peligrosos, etc., trabajan con vestimenta, herramientas y materiales que deben ser destruidos.

Esta destrucción del material laboral es un procedimiento que no solo responde a un asunto de cumplimiento de normativas, sino que también tiene sus razones muy bien fundadas en cuanto a la protección de los trabajadores y la construcción de la reputación de este tipo de empresas.

Por una parte, el Reglamento General de Protección de Datos contempla multas de hasta el 4% del total facturado en el ejercicio anterior en caso de incumplimiento de las normativas referentes a la destrucción de este material. Esto, por ejemplo, cuando hablamos de documentación de carácter confidencial, sobre todo si estos contienen datos personales. Lo cual, aplica se trata de una multinacional, una pyme o un autónomo.

Por otra parte, está la importante misión de proteger la información confidencial de tus clientes, socios y demás, contenida en archivos y discos duros que debe ser protegida y eliminada según lo estipulado. Incluso, hay otro material del que poco se habla y que también entra dentro de este grupo, y es la ropa laboral, o el vestuario que utilizan los empleados en el ejercicio de sus funciones.

Quizá te estás preguntando por qué de todas las obligaciones que tienes delante, tu como empresa deberías reparar en la destrucción el vestuario laboral. Clat Gesión de Ropa Laboral expertos en la gestión de vestuario laboral, te lo explica a continuación.

¿Por qué es necesario destruir el vestuario laboral?

Lo primero es que en muchas ocasiones, sobre todo aquellas que se dan en empresas que trabajan con químicos, residuos, en el campo, etc., esta ropa llega al final de sus días y deja de ser útil, ya sea por el desgate que se le da, o algún accidente, entre otras razones. Incluso, puede deberse al cambio del diseño de los mismos, que se da cuando la empresa quiere renovar su personalidad de cara al público, o porque se le quiere hacer mejoras y actualizaciones.

En fin, son muchos los cosas en los que esta ropa, más allá de ser olvidada, debe más bien ser destruida y las razones por las que debemos hacerlo son aún más:

  • Si no destruimos dicha ropa y más bien la lanzamos a vertederos, se corre el riesgo de que alguien más se haga con ella y las utilicen para colarse en la empresa, suplantar una identidad y muchos otros delitos, los cuales harán luciendo nuestro emblema, no solo poniendo en riesgo a otros, sino también dañando nuestra imagen de cara al público. Recuerda que tu imagen es de cuidar, ya que es lo más valiosos que puedes tener, si dejamos que otras personas que no comparten nuestros valores se identifiquen bajo nuestra marca y envíen el mensaje contrario al que de verdad queremos enviar, luego va a ser muy difícil limpiar esa mancha de nuestro historial y volver a recuperar la confianza y la fidelidad de nuestros clientes.
  • Esas mismas personas pueden entrar a nuestra empresa, incluso a las áreas restringidas, haciéndose pasa por empleados y robando información confidencial, material delicado, etc., y que con su actuación podrían poner en riesgo el ben funcionamiento de nuestra empresa.
  • También con esto evitamos que puedan poner en riesgo al público, como por ejemplo, en esos casos en los que se han visto a falsos trabajadores de empresas de luz, agua o gas que han intentado llevar a cabo estafas llevando uniformes corporativos, por mencionar algunos de tantos.
  • Igualmente, mediante la destrucción de ropa laboral, también podemos asegurarnos de destruir modelos ya falsificados,muestras desaprobadas y envíos excesivos, así como productos de calidad inferior ya lanzados al mercado.

¿Cómo llevar a cabo la destrucción de la ropa?

Si quieres destruir la ropa laboral de tu empresa, lo mejor es contratar una empresa especialista en ello. Estas se encargarán de explicarte el protocolo y hacerlo según lo estipulado para el caso. Estas en, entonces, se encargarán de buscar la ropa a tu empresa en camiones especiales para ellos y la llevarán hasta el sitio de trabajo en el que se va a realizar la destrucción con toda la seguridad garantizada. Una vez allí, los colocarán en trituradoras de última tecnología para su destrucción. Asimismo, estas se preocuparán por hacer que los restos que puedan ser reciclados, sean trasladados a plantas especialistas en reciclaje para que se les de una segunda vida útil y se practique una conducta ecológica; lo cual le dará a tu marca un valor añadido que tus clientes y socios van a apreciar.