Venta de propiedades: un asunto que cada día nos preocupa a más personas

Venta de propiedades: un asunto que cada día nos preocupa a más personas

Publicado hace

3 meses

Por:

Una cuestión que siempre está de actualidad es la que tiene que ver con el mercado inmobiliario, que es uno de los que determina el estado actual de la economía española. Para muestra un botón. ¿Qué ocurrió cuando, en 2008, se derrumbó el mercado inmobiliario en España? La respuesta la sabemos todos y todas porque la hemos seguido teniendo vigente hasta hace apenas unos años. Y es que está claro que hay una relación directa entre economía y mercado inmobiliario en nuestro país. Es algo de lo que nunca tendremos argumentos para negar.

Precisamente por este tipo de cuestiones es conveniente que el mercado inmobiliario en España presente unos datos positivos. Durante los últimos años, por fortuna, así ha sido. Esa ha sido una de las claves por las cuales España ha tenido la capacidad para salir de una crisis económica que, desde luego, ha tenido una repercusión directa en lo que respecta a su rutina y a la manera de vivir de la mayoría de la gente que vive en el interior de nuestras fronteras. Una cosa está clara: es necesario acabar con las penurias. Y parece que lo peor ha pasado.

De acuerdo con una noticia que fue publicada en la página web del diario El Mundo el viernes 21 de diciembre de año pasado, el mercado inmobiliario, de cara a este 2019, iba a mostrar la madurez de un nuevo ciclo. Este es un dato que no deja de ser positivo y que muestra buena parte de las cosas que os veníamos comentando en los párrafos anteriores. Desde luego, hay que perpetuar estas buenas vibraciones que nos deja un mercado que es, sin lugar a ninguna duda, una de las grandes bazas que tiene España para generar riqueza para el Producto Interior Bruto y para generar empleo.

Pero cuidado con los datos que nos está dejando el 2019

Sin embargo, y a pesar de las buenas previsiones que parecían estar llegando hasta nuestros pensamientos, hay que tener cuidado con lo que viene sucediendo en el mercado inmobiliario. Y es que, según informa EP Data, la base de datos de la agencia de noticias Europa Press, la compraventa nueva ha descendido en un 7’7%, mientras que, por otro lado, ha bajado la compraventa de viviendas usadas en un 9’1% en lo que tiene que ver con variaciones interanuales.

El mercado inmobiliario es realmente imprevisible, tal y como hemos podido comprobar en los tiempos que corren. Por eso, a la hora de vender una propiedad no sabemos si vamos a conseguir hacerlo de una manera rápida o no, o si vamos a tener problemas diversas tipologías. La opción por la que cada vez más personas se están decantando es la de dejar esa tarea en manos de entidades como Team Live, especialistas en la venta de propiedades. Hemos charlado con los profesionales de esta entidad para saber en qué medida la gente está dejando en sus manos este asunto. Y lo que nos han comentado es que, en efecto, el número de clientes que les han pedido ese favor en los últimos tiempos ha crecido de una manera exponencial.

Necesidad de reducir plazos

La rapidez es un arma fundamental para tratar de que un piso o una casa se venda de la manera en la que más le interesa a quien se quiere deshacer de ella. De lo contrario, será bastante complicado que el precio, por ejemplo, se ajuste a lo que se pide en primera instancia por ella. Cuantos más años tiene una vivienda más complicado es conseguir la cantidad inicial. Operar rápido es, entonces, vital y es eso lo que suele demandarse en una mayor medida en función de los datos que nos han ofrecido los mismos profesionales de los que hemos hablado anteriormente.

El tiempo es un factor que tiene una importancia tremenda en un aspecto como del que venimos hablando y ese es el motivo por el que tenemos que tenerlo controlado a fin de que la venta de un inmueble cumpla con las condiciones que esperamos obtener. No cabe la menor duda de que es indispensable que esto sea así para terminar contentos y sacar el máximo partido de una propiedad que ya no nos viene bien y de la que nos urge deshacernos.

Son muchas las personas que se encuentran en una situación como la que hemos descrito a lo largo de estos párrafos y que necesitan resolver asuntos como estos en la menor cantidad de tiempo posible. Es evidente que, en determinados casos, la pausa y hacer las cosas despacio nos puede ser de utilidad. Pero en la mayoría de situaciones relacionadas con la venta de viviendas, si tenemos la posibilidad de operar rápido encontraremos muchas más ventajas y una cantidad menor de problemas.