Venta mayorista nacional contra el producto Chino, ¿cuestión de calidad o de confianza?

Venta mayorista nacional contra el producto Chino, ¿cuestión de calidad o de confianza?

Publicado hace

4 meses

Por:

En la era de Internet se encuentra muy extendido el negocio y las compras online, y aún así hay todavía valientes que se plantean crear empresas y montar sus negocios a pesar de la fuerte competitividad que existe y los riesgos a los que hay que enfrentarse.

Hoy en día en cada hogar se cuenta con diferentes aparatos tecnológicos conectados a Internet como son ordenadores, tablets y móviles, no es de extrañar que con tanta facilidad como existe hoy en día para acceder a la red y encontrar todo tipo de producto en ella, las ventas online hayan aumentado tanto en los últimos años como para hacerle la seria competencia a las tiendas físicas. La facilidad de acceso es una de las razones, tenerlo a la palma de la mano y nunca mejor dicho, a un toque de pantalla o de teclado, la comodidad de hacerlo  desde casa sin desplazarse aumenta las posibilidades para que la gente decida comprar online. Pero existen más razones, como por ejemplo el precio, suele encontrarse el producto más barato en internet, y esto se debe a que un negocio en la red requiere menos inversión y mantenimiento, cuestiones como el alquiler de una tienda física, los sueldos y la seguridad social de los trabajadores, los impuestos que tiene que pagar un comercio…con aspectos que no tiene que soportar una tienda online.

Pero no todo son ventajas para la venta online, también tiene sus aspectos negativos. El hecho de no tener una tienda física puede hacer que el cliente no identifique una marca de confianza, se tiene muchos menos identidad cuando no saben dónde ubicarte, si el cliente no es capaz de pensar en una marca cuando piensa en un producto muchas veces no compra y la marca es cuestión de imagen, crear una imagen cuesta mucho y en la red cuesta mucho más. Por otro lado el tema del precio es una cuestión relativa, es cierto que muchas veces encontramos el producto más barato, pero ¿a cambio de qué?, la tranquilidad que nos ofrece una tienda física en cuestiones de devoluciones y garantías muchas veces no las encontramos online, hay que buscar mucho para encontrar esas garantías en un negocio en la red. Por no hablar de que el producto muchas veces es más barato, pero luego sutilmente incrementan muchísimo el precio gravándolo con gastos de envío excesivos, por lo que al final estamos perdiendo dinero.

Otra cuestión muy importante para los negocios online es de dónde sacan sus productos. La mayoría de las tiendas online exportan sus productos, al por mayor, de Aliexpress y Alibaba, producto extranjero de diferentes calidaddes y zonas de facturación. El problema no es que el producto pueda venir de China, pues casi todo en esta vida hoy en día y desde hace mucho tiempo viene de China, el problema es que esos gigantes del comercio tienen una variedad muy extensa de productos y calidades puesto que son portales que se componen de muchísimas tiendas y productos de diferentes orígenes, hay que estar muy puesto al día para saber qué y a quién comprarselo. Obviamente el punto fuerte de Aliexpress y Alibabá es que su producto  es más barato puesto que la mano de obra es mucho más barata y las condiciones laborales son inferiores a las de Europa por ejemplo.

Aliexpress y Alibaba son la poderosa competencia China

Para quienes no saben o no quieren tratar con este tipo de portales y producto, bien por principios o bien porque prefieren simplificar las cosas, tienen opciones para comprar producto al por mayor en España sin pasar por tantos intermediarios.  Tal es el caso de Catalinos, una empresa fabricante y distribuidora española de textil al por mayor  situada en Albatera, Alicante desde hace más de 60 años. Este tipo de empresas no solamente tienen una dilatada experiencia en el sector, sino que eliminan los tediosos intermediarios, nos ahorra gran parte de la logística y nos permite relajarnos gracias a un asesoramiento directo, experimentado y cercano, dejando atrás las barreras de la distancia en kilómetros, en el lenguaje y sobre todo la distancia cultural.

Al fin y al cabo, tienda física u online, de lo que se trata es de ofrecer un buen producto al potencial cliente, esto es, un producto que satisfaga sus necesidades a un precio competente. Un producto competente pasar por cumplir las expectativas de la persona que lo compra y que la tienda que lo ofrece responda por él, osea, que ofrezca unas garantías. A quien ofrece esa garantía ofreciendo facilidades en su política de devoluciones, por otro lado hay quien vende el fabricado en España como valor de confianza, y hay quien asume todas las quejas y reclamaciones como política de devoluciones, prefiere perder algo de dinero aceptando y cambiando todo lo que se le reclame con tal de no recibir un feedback negativo. Estrategias son muchas las que existen, al fin y al cabo lo que cuenta es que el cliente tenga opciones donde elegir y el empresario opciones para montar su negocio.